Seleccionar página

¿Se están echando a perder tus tomates por la punta sin ni siquiera haberlos recogido de la mata? ¿Te pasa también con los pimientos y los pepinos? Aunque en un principio se puede llegar a pensar que la causa de este disgusto es la existencia de alguna bacteria u hongo, lo que verdaderamente ocurre es que la pudrición tiene su origen en la carencia de algún nutriente, en este caso, el calcio, condicionada también por el estrés hídrico que pueda estar sufriendo la planta.

La podredumbre apical se trata de la pudrición del extremo inferior de las hortalizas que se manifiesta en forma de manchas hundidas, oscuras y negras, mientras que el resto del fruto madura con normalidad.

Para combatir los culos podridos que se pueden dar tanto en frutos pequeños como grandes, tanto de forma temprana como tardía, debemos suplir la falta de calcio de la planta. Las paredes celulares que contienen muy poco calcio dejan de ser estables y terminan colapsando, por lo que el tejido afectado muere y finalmente se torna oscuro.

Fenorganinc pone a tu disposición el Calcio 880, una crema derivada del carbonato de calcio cien por cien orgánica. Se utiliza para prevenir y corregir carencias de calcio con doble acción si se utiliza vía riego, ya que aporta al suelo y a la planta calcio activo asimilable, al tiempo que combate los problemas asociados al exceso de sales y sodio. Mejora la dureza y consistencia de los tejidos del fruto, mejora la conservación poscosecha, con menos pérdidas en las cámaras frigoríficas, implementa una mayor resistencia a las enfermedades fúngicas y aumenta la rentabilidad.

Aunque consta de una textura cremosa, el calcio de Fernorganic es totalmente soluble, no produce atoramientos en goteros y boquillas de equipos porque el tamaño de sus partículas es tan sumamente fino, en concreto, de una micra, que a la hora de disolverlo en cuba no se produce ningún tipo de taponamiento, por lo que se puede utilizar con plena eficacia en aplicaciones foliares y en la mayoría de los sistemas de riego como por inundación o goteo.

Otra ventaja que tiene este producto es que la planta lo absorbe muy rápido de forma completa gracias a la presencia, una vez más, de algas unicelulares de agua dulce en su formulación, por lo que no se queda ninguna capa blanquecina como suele ocurrir con otros tipos de calcios convencionales.

El calcio ecológico de Fray Mendel también previene y corrige fisiopatías provocadas por una nutrición insuficiente en calcio como el ‘hueso amargo’ y ‘núcleo de agua’ en manzanas; la ‘mancha de corcho’ en manzanas y peras; la ‘partición’ y ‘deshuesado en frío’ en cítricos; el ‘craqueo’ en cerezas y nectarinas; y el ‘Tip-burn’ en el borde de las hojas de hortalizas.

Podrás encontrar el Calcio 880 PLUS en formatos de 1 litro, 5 litros, 20 litros, 300 litros y 1.000 litros.